Aprende a preparar un risotto que sorprenderá

Degustar un fino y delicioso risotto es completamente posible desde la comodidad de tu cocina, ya que este platillo italiano es muy fácil de elaborar y te aseguramos que más de uno estará sorprendido al probar la exquisitez de tu sazón. ¿Cómo lograrlo? Sigue paso a paso esta receta.

 

El risotto se elabora añadiendo gradualmente caldo caliente al arroz y a las cebollas pochadas hasta que absorba todo el líquido y el risotto quede cremoso, con los granos separados y firmes. El secreto está en la elección del arroz adecuado, la calidad del caldo y remover constantemente. El risotto se puede enriquecer con pescado, mariscos, carne, pollo o verduras. 

 

Ingredientes: 

 

  • 900 ml de caldo de pollo o vegetal.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 75 g de mantequilla. 
  • 1 cebolla finamente picada.
  • 275 g de arroz arborio.
  • 75 ml de vino blanco o seco. 
  • 60 g de queso parmesano recién rallado. 

 

Elaboración:

 

  • Calienta el caldo a fuego suave. Al mismo tiempo calienta el aceite y la mitad de la mantequilla en una cacerola ancha. Después añade la cebolla y cocínala por 3 minutos o hasta que quede blanda. Vierte el arroz y remueve hasta que se impregne completamente. 

 

  • Como paso siguiente, vierte el vino y hazlo hervir; remueve hasta que se absorba. Incorpora también un poco de caldo hirviendo y repite la operación. Durante los próximos 20 o 25 minutos, sigue añadiendo, de a poco, el caldo hirviendo hasta lograr que el arroz quede tierno pero no blando.  

 

  • Para finalizar, agrega el resto de la mantequilla y el queso parmesano. Sazona a tu gusto y retira el risotto del fuego. Déjalo reposar por 2 minutos y ¡listo! Ahora puedes servirlo.

 

Tips para lograr un risotto excelente:

 

  • Opta por usar una cacerola ancha y de fondo grueso que sea lo suficientemente grande para acomodar todos los ingredientes de tu platillo. 
  • Utiliza el arroz adecuado para el risotto. Los de grano pequeño o medio y gruesos son los ideales pues absorben el líquido y no se rompen.
  • Elige también un buen caldo de pollo, pescado o verduras, según el risotto que desees cocinar. 
  • Cocina el caldo a fuego suave y el arroz a fuego vivo. 
  • Remueve constantemente el arroz para que salga el almidón y así lograr la típica textura del risotto. 

Podemos asegurarte que tras seguir esta sencilla receta quedarás sorprendido de tus habilidades como chef, además de poder deleitarte con los sabores únicos que la cocina italiana puede ofrecerte. No lo dudes más y pon aprueba tus conocimientos. 

 

Tal vez te pueda interesar:

¡Te recomendamos seguir leyendo!

Revisa nuestra entrada previa:
«
Revisa nuestra siguiente entrada:
»
× ¿Necesitas más información?