Consiéntete con un mousse de chocolate amargo

Hay días en los que un antojo incontrolable a chocolate invade tus sentidos; es muy normal y a todos nos ocurre. Justamente para esos momentos, entrar a tu cocina y poner tus habilidades culinarias en práctica es todo lo que necesitas. Y qué mejor sino realizando un mousse de chocolate para que disfrutes mientras ves tu serie favorita. ¿Cómo prepararlo de la manera más sencilla? Aquí está el secreto.

 

Ingredientes:

 

  • 300 g de chocolate amargo en trocitos.
  • 45 g de mantequilla.
  • 5 huevos medianos con claras y yemas separadas.
  • 4 cucharadas de azúcar glass.
  • 240 ml de crema líquida.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.

 

Antes de continuar con la receta, conoce cómo incorporar las claras a la mezcla final en dos sencillos pasos.

 

Utilizando movimientos envolventes se incorporan las claras a punto de nieve a otras mezclas que suelen ser más pesadas. La finalidad es que no pierdan volumen y se bajen lo menos posible. Para este proceso requerirás una espátula de goma.

 

  1. A) Vierte suavemente la mitad de las claras encima de los otros ingredientes más pesados; nunca lo hagas al revés porque perderían volumen. Con la espátula, divide las claras a la mitad y coloca sobre ellas un poco de mezcla. 

 

  1. B) Continúa dividiendo las claras y vertiendo la mezcla por encima y por debajo hasta hacerlas desaparecer. Con más suavidad, vierte la otra mitad de las claras y revuélvela con la mezcla. Al finalizar este proceso, las claras de huevo no deben verse. 

 

Ahora te invitamos a seguir estos seis pasos que sin duda resultarán en un mousse de chocolate amargo totalmente exquisito. 

 

Paso 1: Pon la mantequilla y el chocolate en un bowl (recipiente semiesférico); éste a su vez colócalo sobre un recipiente con agua hirviendo (baño maría) hasta que los ingredientes se fundan. Luego retira el bowl y deja que se enfríe.

 

Paso 2: Coloca dos yemas y dos cucharadas de azúcar en otro recipiente. De igual manera, ponlo sobre otro cazo con agua hirviendo pero cuida que la base no toque el agua. Revuelve los ingredientes hasta

 que estén tibios al tacto. 

 

Paso 3: Bate la mezcla de las yemas a una velocidad máxima, hasta que la combinación quede esponjosa y de un color pálido. Tras lograrlo, viértelo al recipiente donde está el chocolate. 

 

Paso 4: Coloca las claras de huevo a punto de nieve con el r

esto del azúcar. Luego incorpora las claras con la mezcla de chocolate y yemas en dos tandas. Guíate del procedimiento antes mencionado.

Paso 5: En otro recipiente limpio, revuelve la crema líquida y la vainilla hasta que se batan por completo. Después incorpora esta mezcla a la del chocolate. 

 

Paso 6: Vierte el mousse en copas individuales o en un recipiente grande. Tápalo y ponlo a refrigerar por dos horas. Al momento de servirlo puedes espolvorearle trocitos de chocolate, si lo deseas. 

 

De esta manera lograrás un espléndido mousse de chocolate amargo, el cual es reconocido mundialmente como un postre insignia de la cocina francesa, y que está a tu alcance para deleitarte y sorprender a tus invitados. 

También puedes ver: ¿Te Gusta La Repostería? Para Ser Mejor Repostero, Estudia Artes Culinarias

El Mundo De La Repostería

¡Te recomendamos seguir leyendo!

Revisa nuestra entrada previa:
«
Revisa nuestra siguiente entrada:
»
× ¿Necesitas más información?