Diario de un chef: Siempre trabajando, siempre aprendiendo.

¿Qué sucede con los que están estudiando para Chef o ya son Chefs? Esta frase se acerca mucho a la realidad: “estar en una cocina es un cansancio que se ama” suelen decir quienes se dedican a esta apasionante profesión.

 

Sabemos que estar en una cocina puede ser muy demandante, cansado en todos los sentidos, “una locura, pero lo hacemos porque lo amamos y porque siempre podemos seguir aprendiendo” aseguran los Chefs. Te preguntarás porque alguien resiste horarios extenuantes, largas jornadas de pie, ritmos acelerados y mucho más de todo lo que se vive tras bambalinas de cualquier cocina, no olvides que los Chefs son personas que ven la vida desde los sentidos, con un olfato siempre alerta, sumamente dinámicos, acostumbrados a tener horarios distintos y con una actitud para ofrecer lo mejor para quienes prueban sus platillos.

 

Veamos por qué hacen lo que hacen.

 

Horarios de locura

No todas las personas nacen para tener una jornada de 8 am a 5 pm, los que están estudiando la carrera de Chef saben que desde realizan sus prácticas y estancias los horarios serán extenuantes todos los días, incluso sábados y domingos trabajando más de doce horas seguidas. Y esto no cambiará una vez que egresen.

La ventaja de todo esto es que la práctica les permite dominar las técnicas y perfeccionar los platillos en los pasos necesarios para entregar alegría a los comensales en el tiempo ideal.

 

Siempre practicando

En la gastronomía se aprende mucho más en la práctica. En la escuela recibes la formación, la riqueza del aprendizaje, pero en el día a día en los lugares en los que realices tus prácticas adquieres experiencia y desarrollas todos tus talentos. Ese platillo preparado durante la semana muchas veces se perfecciona mucho más que estudiándola de memoria.

Además, estar en contacto con la materia prima, con los olores de cada de uno de los ingredientes y viviendo junto con los compañeros las anécdotas del día a día te harán un mejor Chef.  Y por qué no, incluso podrías ganarte algún halago de los clientes.

 

Más allá de la cocina

Sin importar la industria en la que practiques o trabajes, ya sean restaurantes, hoteles, comedores de corporativos, banqueteras o de manera privada, siempre es importante recordar que la gastronomía es mucho más que las técnicas o tips para el uso de los ingredientes, es también mejorar la alimentación, el entorno, cuidar el medio ambiente, buscar opciones sustentables y eso sí, dar lo mejor de sí mismo como Chef y como persona. Así que parte también de lo que se va aprendiendo en la práctica va más allá de la cocina y habla de la gran labor que realizan quienes se dedican a la gastronomía.

 

La mejor recompensa

Como Chef se vive la satisfacción de servir y darle de comer a la gente, pero también de crear emociones, despertar recuerdos y crear mundos nuevos, sensaciones e incluso aportar culturalmente algo. Claro, sin olvidar también que la cocina es diversión, es felicidad y un honor.

 

Ahora que sabes un poco más de lo que se vive en una cocina (y detrás de ella) seguramente valoras un poco más ese platillo.

¡Te recomendamos seguir leyendo!

Revisa nuestra entrada previa:
«
Revisa nuestra siguiente entrada:
»