Los diez mandamientos de un chef

La cocina es un templo y el chef es el predicador de todos los mandamientos de dicho lugar. En este blog te hablaremos de diez comportamientos que debe o no debe tener un chef y que jamás debes romper o dejar de seguir para poder prosperar como tal.

  • Mantendrás la higiene

Un verdadero cocinero o cocinera siempre tendrá su lugar de trabajo impecable, pulcro y libre de suciedad. Es lógico, trabajas con alimentos, es algo que tarde o temprano estará en el estómago de una persona, lo ideal es mantener la limpieza por ética y respeto. ¿Te gustaría que prepararan tu comida en un lugar sucio?

  • Respeta la armonía

Ojalá el cocinar fuera arte de una sola persona, pero normalmente compartirás espacios de trabajo con otros. Si alguien no está a la altura de tus criterios o existe mala comunicación, mantén la calma. Entre más pacífica sea una cocina, mejor el ritmo de trabajo y por lo tanto, la calidad de los alimentos preparados.

  • Entregarás todo a tiempo

Como cliente es horrible cuando tu comida se tarda, algunas veces se entiende por la demanda de órdenes del lugar pero no hay nada tan imperdonable como entregar un platillo tarde cuando no se está ocupado.

  • Mantendrás tus herramientas al cien

Cuchillos, espátulas, ollas, todo debe estar en perfectas condiciones para poder entregar productos de calidad, en tiempo y forma. Ningún mecánico puede trabajar con una llave inglesa rota, un chef tampoco con un cuchillo sin filo.

  • No comerás en el trabajo

No es lo mismo probar o degustar una pequeña pieza de tu platillo para probar su sazón y corregirlo, que comer grandes porciones mientras deberías de estar cocinando. No sólo es de mal gusto, quita tiempo y está mal, sino que también atrasa el ritmo de trabajo.

  • No dejarás de aprender nunca.

Quedarse estancado con lo que ya se sabe es lo peor que puedes hacer, el no conocer nuevas técnicas de cocina para descubrir nuevos sabores sólo hará que vuelvas este arte monótono y el arte debe ser espontáneo pero no efímero.

  • Ten creatividad.

No sigas sólo los libros de receta, cada cierto tiempo practica y crea algo de tu propia mano o mínimo ten la molestia de experimentar algo nuevo para en un futuro realizar tu creación, estar en constante aprendizaje mejorará tus habilidades.

  • Mantén la humildad.

Si un día te llega a felicitar un cliente por tu comida no te crezcas, al contrario, mantente firme. Agradece, si en un futuro cometes un error el no tener los pies en la tierra no te dejará verlo.

  • Tendrás gente que comparta la pasión

Rodéate de gente que tenga la misma pasión por la cocina que tú, gente que quiera seguir aprendiendo, evolucionando y que no se quede estática en un lugar, esa clase de gente es la que te hará mejorar como chef.

  • No dejes de cocinar.

Cocinar es como tocar el piano, si dejas de hacerlo durante cierto tiempo perderás el toque. Nunca abandones este arte, el conocimiento lo tendrás siempre en la cabeza pero el cuerpo no siempre te va a responder, ama, respira y vive la cocina.

 

Tal vez te pueda interesar:

 

¡Te recomendamos seguir leyendo!