¡Los niños también cocinan! Recetas para los más chicos.

La cocina es una manera muy linda de demostrar cariño, pasar tiempo juntos y disfrutar del momento, desgraciadamente cuando un niño o niña nos pide que lo dejemos cocinar con nosotros, nos la pensamos dos veces pues dependiendo de qué estemos preparando puede ser peligroso para ellos.

Por eso en este artículo te traemos un par de recetas, en las cuales, con el debido cuidado, pueden contribuir.

Trufas

Ingredientes:

  • 500g de bizcochuelo (bizcocho) o vainillas (plantillas)
  • 3 cucharadas o más de dulce de leche
  • 100g de mantequilla (manteca)
  • 100g de chocolate
  • Coco rallado en cantidad necesaria

Pasos

  1. Comenzamos desmenuzando el bizcochuelo o las vainillas. Este paso puede realizarse a mano o en la procesadora. La idea es convertir todo en migas. No importa de qué sabor sea el bizcochuelo.
  2. Agregamos el chocolate previamente fundido con la manteca o mantequilla. También las 3 cucharadas de dulce de leche.
  3. Integramos todo con una espátula hasta lograr una pasta. Si vemos que aún nos cuesta unir la mezcla, agregamos más dulce de leche.
  4. Continuamos mezclando y, opcionalmente, podemos agregar frutas secas picadas, coco rallado ¡o chips de chocolate!
  5. Después hacemos bolitas pequeñas con las manos y las rodamos por coco rallado.
  6. Finalmente, las dejamos enfriar en heladera/nevera, entre más heladas, más ricas.

Créditos: María Florencia Díaz

 

Scones Salados

Ingredientes

  • 2 tazas de harina
  • 4 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/3 taza de mantequilla
  • 2/3 taza de leche

Pasos:

  1. Tienes que cernir la harina para preparar estos scones salados. Mezcla la harina con el polvo de hornear.
  2. Agrega la sal y mezcla todo.
  3. Coloca la mantequilla (o manteca) en el recipiente con los ingredientes secos y usa dos cuchillos para mezclar todo.
  4. Cuando la mantequilla esté ya bien fina e incorporada a los otros ingredientes, añade la leche y mezcla todo.
  5. Forma la masa y llévala a una superficie con algo de harina para amasar y estirar.
  6. Estira bien con el rodillo para lograr un grosor de más o menos 0.5 cm.
  7. Usa un molde de galletas redondo para cortar los scones.
  8. Una vez que estén dorados, deja que tus scones salados tomen temperatura ambiente y sírvelos.

Créditos: Valentina López

Estas fueron dos recetas realmente sencillas de preparar, los más chicos pueden colaborar amasando, usando el molde de galletas o incluso fundiendo el chocolate con la debida supervisión y cuidado. Anima a los más pequeños a cocinar, es una excelente forma de tener cercanía.

 

Tal vez te pueda interesar:


¡Te recomendamos seguir leyendo!

× ¿Necesitas más información?