¿Te pasaste de sal? Con estos tips puedes arreglar tus platillos

La sal es un ingrediente clave para darle sabor a los platillos, sin embargo, saber utilizarla de forma adecuada puede ser un arma de doble filo. ¿Sabías que hasta los grandes chefs del mundo han tenido dificultades para equilibrar el sabor de la sal? Pero descuida, pues existen técnicas muy fáciles para que tu comida nunca sea invadida por el sabor salado. 

 

Para equilibrar el sazón en platillos que requieren caldos, te sugerimos seguir estos consejos: 

 

  • El truco más sencillo es agregarle un poco más de agua para lograr reducir la sal en tu plato; este tip funciona de la misma forma si estás cocinando con algún tipo de vino o licor. 

 

  • Otra manera de contrarrestar el sabor de la sal es agregar una papa a tu caldo, pues al momento de estar en el fuerte calor de la olla se liberan los azúcares de este tubérculo que equilibran el sabor del plato. 

 

  • Utilizando el arroz también logras reducir la sal dentro de tu comida, esto es a causa de que los granos de este cereal tienen la capacidad de absorber y detener la salobridad.

Pero si lo que tu requieres es bajar la intensidad de sal en platillos secos, seguir estos tips es lo que necesitas: 

 

  • Como primer recurso y para evitar que tu carne quede salada, es importante que la marines una noche antes y dejes que se refrigere hasta el día siguiente. Con este proceso tendrás la seguridad de que la sal se distribuirá de manera uniforme. 

 

  • De igual forma puedes pasar el filo de un cuchillo sobre la superficie de tu carne, con este método conseguirás que el exceso de sal que tiene el corte se vaya. 

 

  • Lava tu corte de carne ya cocido en algún caldo, aunque no sería lo ideal, si es efectivo para lograr el balance en el sabor de  la sal. 

 

  • Si tu carne tiene costra, te sugerimos caramelizar un poco de azúcar y combinarla con tu corte en una sartén a fuego alto; esto sin duda logrará un equilibrio en los sabores. Pero si no es así, lo mejor es agregarle unas gotas de limón a tu platillo.

Te puede interesar: Sorprende A Tu Familia Preparando Una Chuleta De Cerdo Con Cebolla Caramelizada

Otros tips que pueden ayudarte para reducir el sabor de la sal son los siguientes: 

 

  • Prepara una salsa que combine con tu platillo, pero que ésta se quede con menor cantidad de sal a la que se acostumbra.
  • Para equilibrar la sal en una sopa, también puedes agregar más verduras o, incluso, una hierba aromática.
  • Como último consejo, utiliza un poco de grasas, pues este tipo de alimentos no son totalmente malos si se utilizan de forma adecuada. Las grasas en tus platillos pueden aportar más profundidad y equilibrio de sabor. 

Como puedes ver, existen distintos trucos para lograr que la sal no sea el factor que te haga desechar tus platillos, simplemente es poner en práctica el que mejor resultado pueda ofrecerte y también perfeccionar cada una de estas técnicas que sin duda te ayudarán para cocinar deliciosas creaciones gastronómicas.

 

Puedes ver también: Aprende A Preparar Un Risotto Que Sorprenderá

 

¡Te recomendamos seguir leyendo!

× ¿Necesitas más información?